Ángeles de Paz

Abogados Construyendo Paz con Justicia Social

El Señor hace justicia y defiende a todos los oprimidos
Salmo 103:6

Usted está aquí

Sanciones a establecimientos de comercio

comparte ahora!

 

Nuestros abogados expertos en sanciones a establecimientos de comercio por incumplimiento de requisitos de funcionamiento (multa, suspensión o cierre), le prestarán el mejor apoyo para su defensa

 

La apertura o funcionamiento de los establecimientos de comercio no requiere licencia ni autorización especial. No obstante, sí es necesario el cumplimiento de ciertos requisitos especiales previstos expresamente en la Ley 232 de 1995 reglamentada por el Decreto 1879 de 2008.

La autoridad de policía del municipio (alcalde o quien reciba la delegación), en cualquier momento puede verificar que el responsable del establecimiento esté cumpliendo con tales requisitos.

Si no se presentan todos los requisitos exigidos, la autoridad debe hacer requerimiento para que en un término de 30 días se acredite el cumplimiento de los que hagan falta. Si no los acredita, procede la imposición de multas, si continúa el incumplimiento procede la orden de suspensión de actividades y si el incumplimiento se mantiene, se ordena el cierre.

De otra parte, en el momento en que se determine que existe un requisito que es de imposible cumplimiento (prohibiciones en materia de uso del suelo suele ser el más frecuente), es procedente la orden del cierre del establecimiento, sin que sea necesario el agotamiento previo de las tres etapas señaladas (requerimiento, multa y suspensión).

Al respecto debe tenerse en cuenta que con ocasión de la expedición del nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia (adoptado por la Ley 1801 de 2016, entrará a regir a partir de enero de 2017. Consultar en Documentos) se modifica sustancialmente esta materia.

El nuevo código deroga expresa e integralmente la Ley 232 de 1995 (lo cual implica la derogatoria tácita de sus reglamentarios y de otras normas que eran aplicables en esta materia).

La norma introduce regulaciones especiales en materia de usos del suelo, estableciendo regulaciones respecto de exigencias no solo para el funcionamiento de establecimientos de comercio sino que involucra otras actividades similares. Los requisitos los divide un grupo que deben cumplirse previamente al inicio de la actividad comercial y otro a cumplir durante su ejercicio.

Entre los requisitos previos se encuentra la norma de uso del suelo y el registro en Cámara de Comercio (que no se renueva si existe mora en el pago de multas ocasionadas en procedimientos del referido código), así como comunicación a la Policía Nacional respecto de la apertura del establecimiento.

Desaparecen el escalonamiento de medidas en requerimiento, multa, suspensión y cierre; generándose directamente la que corresponda según condiciones especiales.

De otra parte, para ciertas actividades genera regulaciones o condiciones especiales. Por ejemplo: para expendio y/o consumo de bebidas alcohólicas; clubes sociales, privados o similares; comercio de celulares; centros relacionados con actividad sexual; estacionamientos o parqueaderos; etc. Asimismo prevé otra serie de obligaciones como la de prestar el servicio de baño; arrendar inmuebles en contravía de las normas sobre el uso del suelo; además de la prohibición de desarrollar actividades diferentes a las registradas en el objeto social de la matrícula o registro mercantil.